Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 
Share

Lisboa-  Por primera vez en su vida el antiterrorista cubano Gerardo Hernández  visitó hoy la ciudad de Évora, Patrimonio de la Humanidad, un rincón del centro de Portugal donde, sin embargo, encontró muchos y viejos amigos.

El 12 de diciembre de 2014 la Cámara Municipal de esa urbe realizó un acto -uno más- para pedir la liberación de Gerardo y otros cubanos que permanecían prisioneros en Estados Unidos; cinco días después se produjo el milagro y los Cinco -como se conoce el caso en el mundo- regresaron a su país.
En Évora fue el último acto en solidaridad con la causa de los muchos realizados en Portugal, por lo que la presencia de Gerardo tuvo un especial sentido de gratitud, en su nombre y en el de los que llama "sus hermanos".
Antonio Guerrero, Ramón Labañino, Fernando González, René González y Hernández fueron detenidos en 1998 en Estados Unidos y luego condenados por monitorear a grupos extremistas que desde Miami planean y ejecutan acciones contra el pueblo de la isla caribeña.
Durante un encuentro con el presidente de la Cámara Municipal, Carlos Pinto, y otras autoridades, el Héroe de la República de Cuba contó que el mismo 12 de diciembre él estaba en una celda de castigo de la cárcel de Oklahoma, sin saber la razón.
"En aquellos momentos, como en todos los años de encierro, yo vivía con la incertidumbre de no saber si algún día saldría de la prisión y volvería a mi país", rememoró el hombre que tenía en sus espaldas una condena de más de dos cadenas perpetuas.
"Ahora la vida ha dado un giro radical y pocos meses después estoy aquí, con mi esposa (Adriana Pérez) y mi hija (Gema), viendo a los amigos para agradecerles el esfuerzo de tantos años", continuó.
Hernández explicó detalles del caso y sostuvo que las autoridades estadounidenses se ensañaron porque veían en ellos a todo el pueblo de Cuba.
"Intentaron comprarnos para que dijéramos mentiras en contra de la Revolución, pero nos negamos y por eso se ensañaron", precisó.
Por su parte, Pinto expresó la profunda alegría de tenerlos de visita, después de una ardua lucha internacional, y resaltó el hecho de que Gerardo viniera para la Fiesta del periódico comunista Avante, que es una "celebración de la solidaridad de los pueblos".
La Fiesta de Avante comienza hoy con la asistencia de cientos de miles de personas, cita considerada el mayor evento político-cultural de la nación lusa.
Avante, publicación oficial del Partico Comunista que tiene el record histórico de haber circulado durante cuatro décadas en la clandestinidad (1931-1974), fue el primer rotativo de Portugal en hacerse eco del caso de los Cinco,  dijeron a Prensa Latina varios de sus periodistas.
De ahí que la presencia del antiterrorista en la cita sea un motivo especial de celebración, agregaron.

Luisa María González  / Prensa Latina

Share